¿Qué tipo de consumidor eres?

tipo de consumidor

Todos somos consumidores, desde que tenemos uso de razón (y sobretodo, tarjeta de crédito) consumimos directamente o indirectamente, por placer o necesidad. Nos vamos de compras, al cine, al teatro, o a tomar algo con los amigos, viajamos en taxi, en metro, en avión… Vivimos en una sociedad marcada por un constante intercambio de bienes y servicios, pero no todos somos iguales a la hora de consumir.

La tecnología, que ya podemos disfrutar todos de manera universal, ha transformado la manera en la que consumimos. Ahora tenemos a nuestro alcance una gran cantidad de información sobre las marcas, que nos otorga un gran poder decisión sobre ellas, y que nos convierte a algunos en superconsumidores.

El superconsumidor

¿Pero cuáles son los rasgos básicos que caracterizan al superconsumidor?

El superconsumidor participa en muchas ocasiones en el proceso de decisión de las marcas. Desde la creación de productos o servicios, hasta el proceso de optimización. Su colaboración ha generado modelos de negocio totalmente nuevos, y algunos basados en negocios ya existentes pero optimizados, como por ejemplo MyTaxi.

El superconsumidor está hiperconectado, está en todas las redes sociales, en absolutamente todas. Por eso es tan importante para la marcas estar al día en cuanto a nuevos canales de comunicación, ya que algunos targets de población tienen casi redes sociales propias. A través de las redes sociales, lo que antes se podía considerar como una relación privada entre marca y cliente, ahora es de dominio público y a la vista de todo el mundo.

El superconsumidor comparte con el mundo todo lo que hace, lo que compra y lo que usa. Y cuando algo le gusta, lo recomienda.

El superconsumidor alterna el online con el offline. Continua comprando en las tiendas física, por lo que las empresas deben desarrollar una buena estrategia omnicanal.

El superconsumidor es más exigente, y no concibe la compra si no se convierte en una experiencia fácil y satisfactoria.

Aquellas empresas que están creciendo exponencialmente son precisamente las que han entendido al nuevo consumo digital y han desarrollado sus negocios en nuevas formas de consumo poniendo muchas veces el foco en la economía colaborativa y el uso compartido y descentralizando negocios más tradicionales basados únicamente en la adquisición.

Nuevas formas de entender el proceso de compra dependiendo del tipo de consumidor

En paralelo además han aparecido nuevas palabras que definen las diferentes formas en las que nos aproximamos al proceso de compra, como

El showrooming: cuando probamos el producto en la tienda física pero realizamos el pago online

El webrooming: cuando consultamos información sobre el producto antes de comprar en la tienda física

Click and collet: cuando compramos online pero recogemos el producto en la tienda.

 

Si te ha gusta esta publicación de ¿Qué tipo de consumidor eres?, también te podría gustar Hola, septiembre. Hola, ilusión.

Facebooktwitterlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *