Mindfulness. Buenos hábitos para el 2019

Mindfulness

 

¿Qué es el Mindfulness y cómo puede ayudarte en tu día a día?

Con el año nuevo siempre llega una importante lista de propósitos y con ella la oportunidad de hacer mejor las cosas. Hoy te hablaremos del Mindfullness, algo de lo que seguro has oído hablar en más de una ocasión y que muchos asocian al hipismo o a un modo de vida más esotérico y menos racionalista.

Nada que ver, vamos a contarte qué es realmente y como puede ayudarte en tu trabajo y en tu vida.

La palabra Mindfulness significa “atención plena”, es decir, ser consciente y prestar toda la atención al momento presente, al ahora, observándolo sin juzgar.

No se trata de dejar nuestra mente en blanco, sino de, a través de la meditación, ser conscientes de nuestros propios pensamientos.

¿Me puede beneficiar la práctica del mindfulness en el trabajo?

Rotundamente sí. Reducir la ansiedad, distinguir lo importante y focalizarse en ello. Evitar distracciones, aumentar nuestra concentración y confianza, conseguir más claridad y agilidad mental, y controlar el estrés y la presión son solo algunos de los beneficios que nos puede aportar el Mindfulness.

Y ahora que ya conozco los beneficios, ¿cómo y por donde comienzo?

1.- Encuentra el espacio para practicarlo.
No hay lugar ideal sino lugar sin interrupciones, eso es lo que tienes que tener claro.

2.- Comienza poco a poco.
Por la misma razón por la que no saldrías a correr dos horas el primer día, también es mejor que comiences con tus momentos de meditación poco a poco, y que vayas aumentando el tiempo según te veas más cómodo. Verás que poco a poco lo irás integrando de manera natural en tu vida.

3.- Céntrate en mensajes positivos.
Que vayan calando poco a poco en tu inconsciente, aporten una buena dosis de positividad a tu día, y te ayuden en objetivos puntuales.

4.- Aprende a respirar y utiliza tu respiración para entrar en un estado de calma.

5.- Olvídate de una vez de ser multitarea, haz una cosa cada vez, y no trescientas.
Céntrate en cada una de las acciones que estás realizando de forma consciente.

6.- Ocúpate cuando puedas y deja de Preocuparte. 
Si las cosas tienen solución, por qué te preocupas? Y si no tienen, ¿por qué te preocupas? Acepta todo lo que venga, bueno y malo, pero sobre todo pon un especial hincapié en aceptar todo lo que no puedes cambiar porque no depende de ti.

7.- Toma conciencia de todo lo positivo que hay en tu vida y tu trabajo y siéntete agradecido por ello.

Verás como te ayuda a mantener a raya los pensamientos negativos cuando aparezcan en momentos de estrés.

¿A qué esperas para introducir el Mindfullness en tu vida? Tienes motivos de sobra para probarlo y te animamos a hacerlo.

 

Si te ha gusta esta publicación de “Mindfulness. Buenos hábitos para el 2019”, también te podría gustar: La Holocracia.

Facebooktwitterlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *