Agile Learning

Hace unos meses os hablábamos de la cultura Agile en un post, y poníamos el foco en los beneficios que puede aportar en el día a día de cualquier empresa.

Hoy, con un panorama económico incierto, son muchas las empresas y organizaciones que no pueden esperar para trazar un plan inmediato que les permita ser potencialmente viables una vez se reactive la actividad, así que vamos a despejar dudas sobre el Agile Learning.

¿Qué es el Agile Learning?

El Agile Learning parte de la cultura Agile, donde las metodologías se ajustan a los tiempos del mercado permitiendo una adaptación de la forma de trabajo a las condiciones de cada proyecto. La flexibilidad e inmediatez, se traducen en una reducción de costes y en un importante incremento de la creatividad, si eso lo llevamos al campo de la formación, las oportunidades son innumerables.

Cuando uno piensa en los planes de formación de cualquier empresa, piensa en formaciones que se tienen que detectar, validar, y preparar, con todo el tiempo que eso requiere. Y se piensa, desgraciadamente, en tiempos muy largos que para nada se adecuan con la necesidad de inmediatez actual. Si te quedas por detrás de tus competidores, te quedas fuera, y ahora más que nunca se hace necesario actuar con rapidez.

El Agile Learning funciona de forma mucho más fluida. Desde el mismo momento que se detecta una necesidad formativa en la empresa, los empleados pueden comenzar a formarse, de forma flexible y haciendo que la formación se vaya adaptando sobre la marcha a las necesidades que se vayan presentando.

No se trata simplemente de formarnos, sino de realizar un cambio mental sobre la forma en la que nos formamos para poder asumir la transferencia de conocimientos que se está dando de forma natural y continua debido a la transformación digital en la que nos encontramos.

¿Cómo puedo poner en marcha el Agile Learning en mi empresa?

 

Agile Learning

 

  • Comunícalo. Es importante que tu plantilla o compañeros conozcan todos los beneficios que trae consigo el Agile Learning, así que comunícalo ayudándote de un plan de comunicación que lo refuerce.
  • Midiendo. A estas alturas seguro que ya sabes –y si no vas tarde- que no tiene sentido implementar ninguna opción que no puedas medir. Así que si quieres sacar realmente el máximo partido a la formación, debes conocer cuales son los KPIs que mejoran tu negocio.
  • Realiza encuestas entre los empleados, y analiza los datos. ¿Cuáles son los temas que les cuestan más? ¿Qué formación no deberíamos repetir?, etc.
  • Rodéate de gente curiosa y haz lo propio en tu entorno laboral. Contrata personas que valoren la formación y estar en continuo aprendizaje seguir
  • Instaura la cultura del aprendizaje. Puede ser vertical pero también vertical entre departamentos o personas.
  • También puedes utilizar aplicaciones como Crammut, que permite crear planes formativos express con recursos de aprendizaje formales y informales (tutoriales de Youtube, libros, conferencias, reuniones con mentores, etc.).

 

Si te ha gusta esta publicación de “Agile Learning”, también te podría gustar: “Teletrabajo durante la cuarentena“.

Facebooktwitterlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *