¿Tienes ADN de Startup o de Empresa Tradicional?

startup

El modelo productivo, financiero y de marketing de las grandes compañías y empresas tradicionales de todo el mundo, el mismo que ha creado grandes gigantes corporativos, se ha visto cuestionado de repente en los últimos 10 años.

El valor diferencial de las empresas ya no se centra únicamente en tamaño y volumen de facturación. Debido al cambio de entorno actual, diferente y mucho más competitivo, se hace más necesario que nunca el convertirse en un actor imprescindible y novedoso.

En un mundo digitalizado, las pequeñas startups están desarrollando ideas muy nuevas que están rompiendo las dinámicas de los mercados de siempre.

¿Pero qué tienen las startups que las hace tan atractivas, y cuya diferencia respecto a las empresas tradicionales, supone al mismo tiempo una amenaza?

Customer Centric. El usuario está en el centro. Innovación y disrupción frente a los puntos de fricción tradicionales en un modelo centrado totalmente en el usuario.

La tecnología se ha convertido en un actor más, con un papel muy relevante. Marcas totalmente desconocidas del mundo offline se han convertido en referentes del mundo online gracias a la irrupción digital. Y han conseguido lo más importante, acercar el consumo de productos a la gran mayoría de consumidores gracias a soluciones asequibles y fáciles.

Las Startups son las intermediarias entre proveedor de producto y cliente / usuario.

En las startups los modelos organizativos de antaño desaparecen y son sustituidos por un modelo totalmente horizontal en el que hemos visto la desaparición paulatina de la jerarquía.

¿Qué características de la Startup puede copiar la Empresa Tradicional?

La empresa tradicional necesitar actualizar sus metodologías de trabajo y trabajar por proyectos para ser más eficiente.

La empresa tradicional necesita comenzar a fomentar la cultura de la innovación y el pensamiento creativo (design thinking), así como el prototipado rápido de servicios y productos (Lean), y el desarrollo ágil de los mismos (Agile)

Cada vez es más común ver a la empresa tradicional acercándose profesionalmente a la startup para trabajar con ella e incorporar cambios innovadores a sus estructuras.

Y tú, ¿en qué equipo juegas?

Facebooktwitterlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *