cuídate mientras trabajas

 

Cuídate mientras trabajas

Parece que por fin se ha puesto de moda esto de cuidarse. Por eso decimos cuídate mientras trabajas, y no, no hablamos de la puesta a punto antes de la época estival, cuando nos encontrarnos después del invierno –oh, ¡sorpresa!-  con nuestros queridos “michelines”.  Hablamos de cuidarnos de verdad.

Seguidores acérrimos del running, fans del paddel, entusiastas del yoga… lamento deciros que de nada sirve que practiquéis deporte y vida sana si en vuestro entorno de trabajo os parapetáis delante del ordenador horas y horas sin más movimiento que el que le dais al mouse.

Pasamos muchísimo tiempo en nuestro lugar de trabajo. Sea en una oficina de las de toda la vida, sea en un coworking o ya sea en casa. Incluso si eres un digital nomad y trabajas de aquí para allá, seguro que pasas demasiado tiempo delante de tu portátil y en posturas poco saludables.

Pasar demasiadas horas sentado te puede pasar factura, los médicos advierten que aumenta las posibilidades de sufrir un infarto, padecer diabetes o incluso favorecer la aparición de ciertos tipos de cáncer. Así que, ¿porque no empezar a adquirir hábitos y rutinas saludables desde hoy mismo?

Te recomendamos que pongas en marcha estos consejillos en tu día a día:

 

    •  Cada cierto tiempo (1 hora por ejemplo) estira todos tus músculos y respira profundamente. Puedes hacerlo de pie o sentad@ en tu silla, te ayudará a relajarte.

 

    • Aprovecha para hacer un break saludable, reseterarás tu cuerpo  y mente, le darás un respiro a tu concentración para volver más renovad@, y además reactivarás la circulación de tus piernas. Servirte un vaso de agua, ir a la cocina, o hablar con algún compañero son las “excusas” perfectas.

 

    • Descansa tu vista fijando tu mirada en un punto lejano. Te recomendamos que lo hagas a través de una ventana, o sino en el punto más apartado de la sala.

 

    • Hidrátate. ¿Sabías que la sensación de sed es la respuesta de nuestro cuerpo a la deshidratación? Por eso es tan importante que bebas a menudo, y no solamente cuando tengas sed.

 

Estamos convencidos de que además de cuidarte ganarás en productividad con estos sencillos tips. ¡No esperes más y empieza a cuidarte!

Facebooktwitterlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *